Comunicado respecto a la prohibición de la comercialización de fitosanitarios

Mediante el presente comunicado el Colegio de Ingenieros Agrónomos de La Pampa manifiesta a sus matriculados y a la comunidad en general algunas consideraciones sobre la Disposición 33/2020 de la Subsecretaría de Ambiente de la Provincia de La Pampa que prohíbe la comercialización de fitosanitarios en el territorio provincial.
En primer lugar, repudiamos enérgicamente la actitud irresponsable de usuarios de fitosanitarios que diariamente abandonan bidones sucios de agroquímicos en basureros, caminos vecinales y otros predios.
Remarcamos que históricamente el CIALP pregona la protección del ambiente; el cumplimiento de las normativas y leyes que se vinculan con nuestra actividad profesional y con la producción agropecuaria. En materia ambiental, contar con un Sistema de Gestión Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios es una de las prioridades para este Colegio Profesional. El vencimiento del plazo establecido por la Ley Nacional PRESUPUESTOS MINIMOS DE PROTECCION AMBIENTAL PARA LA GESTION DE LOS ENVASES VACIOS DE FITOSANITARIOS N°27.279 del año 2016 y su DECRETO REGLAMENTARIO N°134 del 2018 para la adecuación del Sistema de Gestión de Envases Vacíos de Fitosanitarios pone de manifiesto el incumplimiento fehaciente por parte de la Fundación Campo Limpio (FCL) como responsable directa de la formulación, operación y mantenimiento del Sistema de Gestión de Envases.
Recordamos que este Colegio Profesional participa activamente desde hace años en la problemática en cuestión, más recientemente integra la Comisión Provincial de la Sanidad Vegetal (COPROSAVE) desde su creación en el año 2016. Allí se debaten otros temas relativos a la gestión sostenible de fitosanitarios como el proyecto de reforma de la Ley 1173/89. Comisión que además tuvo una reunión de urgencia el día miércoles 29 del corriente gracias a la iniciativa por parte de nuestra entidad.
Comunicamos también que el CIALP participó de una reunión conjunta con entidades del sector, SOCIEDAD RURAL Gral. Pico, FAA, CAPROMA, CEPIA, y ACAP el día 28 del corriente en el local de la primera en la que se decidió solicitar audiencia al Señor Gobernador en búsqueda de una rápida solución. También se redactó un comunicado cuya difusión no acompañamos porque dirimía levemente con los intereses propios de nuestro Colegio Profesional. En el mismo sentido, el día 30 del corriente, participamos de una reunión en el predio de la Asociación Agrícola Ganadera con sus representantes e invitados por la Fundación Campo Limpio, a fines de conocer su relato de lo acontecido hasta el momento.
Ponemos en relevancia y comunicamos a las autoridades provinciales, como entidad técnica y científica, el elevado riesgo latente de perjudicar a la producción toda, frente a la imposibilidad que tienen los productores de acceder a una de las herramientas más usadas para el manejo de insectos, malezas y enfermedades. Dicho riesgo, de muy probable ocurrencia, podemos aseverarlo gracias a nuestros sistemas de monitoreo, como por ejemplo las Trampas de Luz que el CIALP gestiona. Los últimos reportes de las mismas junto con monitoreos privados de colegas, permiten prever un ataque inminente de lepidópteros que podrían diezmar los cultivos de soja, girasol, maíz y alfalfa principalmente.
Considerando que gran parte de nuestros colegiados tienen alguna dependencia laboral con los sectores más afectados por esta medida, los productores y las agronomías, y ven en riesgo su estabilidad laboral, es que solicitamos a la Fundación Campo Limpio y al Estado Provincial que arbitren de manera URGENTE los medios que estén a su alcance para poner en funcionamiento el Sistema de Gestión Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios ya propuesto y aprobado, y destrabar inmediatamente la comercialización de fitosanitarios ante la gravedad de la situación planteada. Además, solicitamos a los registrantes de productos que no se hallen nucleados en FCL que presenten una alternativa al sistema o adhieran al ya existente.

Junta Directiva del CIALP

Comunicado CIALP 31 01 2020